Arranca LUMÍNIC, el Festival de Fotografía de Sant Cugat

lacosta

El 2ª edición del festival LUMÍNIC inunda de fotografía Sant Cugat del Vallès y llega por primera vez a Barcelona, a la vez que se convierte en una plataforma fotográfica permanente.

Del 18 de marzo al 2 de mayo Sant Cugat del Vallès se convertirá en el epicentro de la fotografía contemporánea en Cataluña gracias al Festival LUMÍNIC, co-organizado por la plataforma LUMÍNIC y el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès. Un total de 20 muestras fotográficas y también algunas actividades inundarán la ciudad del Vallès para transformarla en un punto de encuentro para los amantes de la fotografía contemporánea así como un espacio de conocimiento y divulgación fotográfica.

Entre los fotógrafos que conforman el cartel de este año destacan el neoyorquino afincado en Sudáfrica Roger Ballen, la vasca Bego Antón, la polaca Hanna Jarzabek, o los catalanes Jordi Guillumet y Monica Roselló, Xavi Bou, Roger Grasas, Xavier Miserachs y la jóven fotógrafa Paula Artés.

Este año las exposiciones que se presentan en el marco de  LUMÍNIC giran entorno al concepto de Multiverso, un término de física cuántica para definir el conjunto de muchos universos existentes. El multiverso comprende tot aquello que existe físicamente: la totalidad del espacio y el tiempo, todas las formas de materia, energía y cantidad de movimiento y las leyes físicas y constantes que las gobiernen. Esta definición es la base argumental de la presente edición del festival, basada en la creación de realidades paralelas a partir de la fotografía, trabajando temas como las diferentes capas de la realidad, la concepción del espacio-tiempo, la generación de realidades alternativas y la imagen latente, entre otros.

El festival propone un total de 20 exposiciones en Sant Cugat del Vallès y pone, por primera vez, un pie en Barcelona, con 3 exposiciones. La más destacada es Després del record del fotógrafo Manel Úbeda en el Museu Nacional d’Art de Catalunya. Se trata de una muostra que retrata  el abandono y el proceso de desmantelamiento de las instalaciones del Parque de Atracciones de Montjuïc (1966-1998). A través de una mirada llena de nostalgia, Després del record nos habla también de la transformación de Barcelona, en la cual los vestigios del pasado tienen una difícil cabida. Además, LUMÍNIC presenta en Barcelona la exposición El bosque olvidado, de Xavi Millán, y This is Tottenham, de Inzajeano Latif. 

LUMÍNIC nació a partir de diversas iniciativas por parte de entidades de Sant Cugat del Vallès para crear un festival de fotografía y, a lo largo de este año difícil, ha apostado por convertirse en una plataforma fotográfica que trabaja todo el año, generando sinergías con otros agentes culturales para la promoción de la fotografía. La plataforma está co-dirigida por los fotógrafos Amanda Bernal, Bernat Millet y Marc Vidal, que hacen un trabajo transversal para mostrar proyectos fotográficos de calidad a través de tres líneas de trabajo en paralelo: el festival LUMÍNIC, una galeria de arte online y una editorial de libros de fotografía.

La plataforma LUMÍNIC se caracteriza por la profesionalidad en el trato a los artistas y en la producción de las exposiciones, la paridad en la selección de autores,  la colaboración con entidades fotográficas y escuelas de fotografía (facultad de Bellas Artes de la UB, Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya, Grisart, Photographic Social Vision, Golferichs, Visual Korner, etc.) para crear y cuidar el tejido fotográfico y el deseo de contribuir a la educación de la mirada delante de la fotografía.

 

Noticias Relacionadas

Nace Lumínic, un nuevo festival de fotografía en Sant Cugat

A partir del próximo 21 de marzo la fotografía de autor y las imágenes de gran formato irrumpirán con fuerza…

Cerca de 22.000 personas en el Festival de Pallassos de Cornellà

El domingo terminó la 18ª edición del Festival Internacional de Pallassos de Cornellà-Memorial Charlie Rivel que ha recibido cerca de…

Artbuilding en el centro de Pamplona

El artista navarro Mikel Belascoain nos propone la instalación artística Madonna 1986, ocupando todo un edificio del centro de Pamplona.